Logo Pegaso Sociedad GnosticaBanner Sociedad Gnostica

La Gnosis como Arte

"Hay dos clases de arte: un arte que podríamos llamar “subjetivo, que es el arte ultramoderno que a nada conduce; y existe también el "arte regio" de la Naturaleza, el Arte Objetivo, Real, el Arte Trascendental; obviamente, tal Arte contiene en sí, preciosas Verdades Cósmicas."

Samael Aun Weor
Los pilares de la sabiduría gnóstica

Arte objetivo

El objetivo del arte es la búsqueda de la belleza en sus distintas manifestaciones. El arte es el fiel testimonio de esa gran obra humana que llamamos Cultura. En todas las grandes obras de la literatura universal, en las obras de los genios de la música, de la pintura, de la escultura y de la arquitectura está presente la Gnosis como arte.

Encontramos el arte gnóstico en los asentamientos arcaicos, en las pirámides y viejos obeliscos del Egipto de los faraones; en el antiguo México, entre los Mayas y los restos arqueológicos aztecas, zapotecas, toltecas, etc.; entre los viejos pergaminos chinos, medievales, fenicios, asirios, etc.; en los jeroglíficos y bajorrelieves de las antiguas culturas; en la pintura y escultura del Renacimiento; en la música de Beethoven, Mozart, Liszt, Wagner; en las grandes obras de la literatura universal, en la Ilíada y en la Odisea de Homero, en la Divina Comedia de Dante y en muchas otras, que contienen los mismos principios de la sabiduría universal, presentada en formas diversas y a veces oculta entre el velo del simbolismo filosófico.

Por lo anterior, es que definimos dos tipos de arte: el primero es el "arte subjetivo", que en verdad a nada conduce. El segundo es el "arte regio de la naturaleza", un arte trascendental que conduce siempre a la última verdad oculta en el Ser.

Y es gracias al arte como testigo vivo de toda la historia de la humanidad, que la filosofía, la ciencia y la mística de nuestros antepasados pudo llegar a nosotros, o de lo contrario toda esa experiencia se habría perdido irremediablemente. Y ahora mediante la Gnosis eterna, la Gnosis del arte, podemos por fin descorre el velo del simbólo y del misterio para poder penetrar seguros en cualquier verdad del Ser.

"La arquitectura es una música de piedras y la música, una arquitectura de sonidos".

Ludwig van Beethoven