La Oculta Psicología de los Chacras – Capítulo IV: EL PENSAR PSICOLÓGICO

MECANISMO EFÍMERO DE LA MENTECuando alguien acepta que tiene una propia y particular psicología, y cuando entiende que no es una persona, sino muchas, inicia entonces la auto-observación, comienza a pensar de un modo diferente: comienza a pensar psicológicamente.

Para aprender a pensar psicológicamente es necesario comprender en forma íntegra el complejo problema de la mente.

El cerebro tan sólo es el instrumento de la mente, no es la mente. La mente es energética, sutil, puede independizarse de la materia durante el sueño normal o en ciertos estados hipnóticos, para ver y oír lo que está sucediendo en otros lugares.

La mente tiene muchas profundidades, regiones, terrenos subconscientes, recovecos; pero lo mejor es la esencia, la conciencia, y está en el centro.

La mente puede ser el vehículo de expresión de la conciencia o puede ser guarida del ego-animal. Para servir a la conciencia deberá tornarse totalmente pasiva, receptiva, íntegra y a esto se le llama pensar psicológicamente.

La mente como guarida del ego-animal es acumuladora y por lo tanto dependiente del factor tiempo, esclava del pasado e inquieta por el futuro; ausente en el presente. De allí nacerá el mal gusto de comparar. Por ejemplo: quien contempla una bella puesta de Sol y la compara con otra, no sabe realmente comprender la belleza que tiene ante sus ojos.

Se dice que la mente es el matador de lo real, de lo verdadero y se debe comprender esto en el sentido aquél de una mente positiva, activa, reaccionaria.

La mente dividida por las comparaciones, la mente esclava del dualismo, dificulta la acción de la Conciencia. Cuando el dualismo se acaba, cuando la mente se torna íntegra, serena, quieta, profunda, cuando ya no compara, entonces despierta la esencia, la conciencia, y ése debe ser el objetivo del pensar psicológico.

Una mente serena se tornará mucho más dinámica pues dará paso a los siete tipos básicos de energías que circulan por toda la máquina humana.

Mente al servicio del Ser

Los comentarios están cerrados.